El ramo y las flores, identidad de la novia

HEIDI LLANES
|
Cartagena

Si algo lleva impreso el sello de la novia además de su vestido, es el ramo, allí se consignan recuerdos, añoranzas, vestigios de la niñez y hasta lo más reciente, lo más inmediato con quien se prepara para ser su esposo.

Interpretar esa ilusión de la novia es tarea del florista, materializarlo en su ramo y hacer una extensión en las flores que van a decorar su gran día es fundamental para que ésta irradie toda la felicidad al exponer su satisfacción mediante todos los detalles.

Cada año tiene marcadas tendencias en materia de tonalidades y en ocasiones cuando no existe un ideal preconcebido, es menester partir de allí, entonces la labor implica llegar con acierto a ese gusto escondido y traerlo a la realidad.

 

VIDEOS