Andrea Núñez y Carlos Alcocer

HEIDI LLANES
|
Cartagena
| Lun, 09/04/2017 - 18:56

El romanticismo debía ser el principal ingrediente en la boda de la esteticista Andrea Núñez, así lo soñó siempre, con plumas y tonalidades suaves, sin tener semejanza a un show de La Vegas, advierte, tanto así que a su grupo más cercano de amigas continuamente recordaba que no escogieran ese elemento en sus bodas, pues ya era suyo.

Con la decoradora Carmen Helena Pérez logró materializar su ilusión y con la incondicional ayuda y compañía de su mejor amiga Catalina Angulo, quien la conoce desde cuando estaban muy pequeñas, todo resultó bello y mágico como lo define la hoy enamorada esposa de Carlos Alcocer.

El vestido obviamente tuvo pequeñas plumas en su corsé y una amplia falda de tull, una creación de Pronovias que se ajustó a su deseo y que fue dominado por ella perfectamente durante la ceremonia, más adelante en medio de la lluvia, que ahora agradece, pues sabe que le da buena suerte a la nueva pareja y en la elegante recepción llevada a cabo en el Club Cartagena.

 La ceremonia religiosa tuvo lugar en la Iglesia de Santo Toribio y durante el oficio se hizo especial mención al Rosario, pues Andrea es devota de la Virgen María, a quien siempre le pidió un esposo maravilloso y la petición se cumplió con la llegada de Carlos a su vida.

Fue un acontecimiento especial que reunió a familia y amigos, Andrea entró del brazo de sus padres, Gerardo Núñez y María Margarita Garzón, quien le había dedicado a su hija la canción “Princesas Mágicas”, que le dio la entrada a la iglesia. Carlos también fue llevado al altar por sus padres.

Algo muy especial fue la compañía de sus mejores amigas, quienes fueron Damas, pero cada una se vistió como quería, ella no impuso nada, sólo que todos los acompañaran a sellar su felicidad por siempre.

La feliz pareja partió de viaje de Luna de miel a Puerto Rico y desde allí se dirigieron en un crucero por varias islas, donde se divirtieron y disfrutaron de sus primeros días como esposos. 

VIDEOS